INTEL y los «patitos feos» del mercado

El fabricante de microchips ha pasado de ser un valor respetado y querido por los principales fondos «value» a ser prácticamente el «patito feo» en el sector de semiconductores. El violento castigo sufrido durante el último año y medio le ha llevado de luchar por superar sus máximos históricos entorno los 70 dólares zonales a marcar nuevos mínimos multianuales entorno los 31 dólares zonales. El mercado ha castigado duramente sus malas previsiones para los próximos 2 trimestres del ejercicio, lastre que le ha llevado a perforar todos y cada uno de sus soportes tendenciales. Tan fuerte ha sido el varapalo que, a día de hoy, Intel registra una capitalización bursátil inferior sus rivales históricos en el sector como AMD o Qualcomm cuando esta tiene un perímetro de negocio significativamente superior a su competencia.

El gran canal lateral desarrollado durante los últimos 4 años entre los 69 y los 43 dólares zonales fue perforado a la baja con violencia a principios del pasado mes de mayo. Desde entonces, Intel está inmersa en una espiral bajista que le ha llevado a entrar en fase de caída libre relativa. La elevada sobreventa acumulada podría motivar un tímido rebote técnico en el corto plazo aunque no sería para nada descartable una prolongación correctiva extensiva rumbo a la proyección bajista final correspondiente a la ruptura del canal, o lo que es lo mismo, ir a visitar los mínimos de 2016 entorno los 27.50 euros zonales. Dicha zona podría actuar como potencial zona de apoyo y posterior vuelta tendencial a gran escala. Mientras tanto, todo rebote técnico que no sea capaz de superar los 36 dólares zonales, punto por donde transcurre actualmente su directriz bajista de corto plazo, debería ser considerado como una mera regulación de osciladores (sobreventa) en busca de nuevas caídas.

Soportes: 31.20, 30, 29,20, 27.50 dólares
Resistencias: 33.50, 36, 38.30, 41.40, 43.70 dólares
Objetivos: (alcista) 33, 35.50, 40.20 (bajista) 29, 27.50 dólares zonales