Aena en zona de soporte

La nueva variante del COVID, conocida como Ómicron, ha vuelto a llevar al valor rumbo a zona de mínimos anuales. AENA no gana para sustos. Tras intentar protagonizar un ataque fallido a zona de máximos anuales, fruto del repunte del COVID en Europa, la compañía se precipitó rápidamente al nivel de los 125-130 euros, densa zona de apoyo y soporte que no debería perforar si no quiere poner en peligro su tendencia lateral de medio plazo. Un cierre semanal por debajo de dicho rango desencadenaría su entrada en fase de caída libre relativa, escenario proclive para iniciar un segundo tramo correctivo en busca de los mínimos registrados en octubre de 2020, es decir, los 112 euros zonales.

Por arriba los 139 euros zonales, parte superior del hueco de ruptura bajista dejado el pasado viernes, es la cota a reconquistar. Su anulación, mediante un cierre diario por encima de dicho nivel, confirmaría una figura de vuelta alcista cuya proyección podría catapultar a AENA, de nuevo, rumbo a la gran zona de congestión ubicada entorno los 148-152 euros zonales. Las noticias relacionadas con la nueva variante Ómicron serán clave en la evolución del valor de cara a las últimas jornadas del año.